Tratamiento osteopático de manipulación para trastornos temporomandibulares

El trastorno temporomandibular (TMD) se subclasifica como un trastorno de cefalea secundaria que afecta a más del 25% de la población general, y del 85% al ​​95% de la población exhibirá al menos 1 síntoma de TMD en su vida. Los casos crónicos pueden causar depresión, mala calidad del sueño y poca energía, y pueden afectar negativamente la actividad social y el empleo.

Si bien las causas de TMD son multifactoriales, incluidos los factores psicológicos, la mayoría de los síntomas se deben a la musculatura hiperactiva y disfuncional. Por lo tanto, abordar la musculatura a través de técnicas de manipulación puede mejorar la DTM.

Los músculos de la masticación incluyen el masetero, pterigoideo lateral y medial, y el temporal, así como la cápsula de la articulación temporomandibular (ATM) y el disco articular, que son actores cruciales de la etiología miofascial más común del TMD. Estas disfunciones musculares y de los ligamentos pueden causar un seguimiento anormal de la mandíbula, chasquidos y bloqueo de la mandíbula, lo que finalmente conduce al dolor y la discapacidad. Se debe intentar un tratamiento conservador antes de considerar opciones invasivas como la ortodoncia o la cirugía.

 

Fuente del artículo: The Journal of the American Osteopathic Association

Autores del artículo: Simone Easterbrook, OMS III ; Jordan Keys, DO ; Joel Talsma, MS ; Stacey Pierce-Talsma, DO

Fuente de la fotografía: Escuela Universitaria de Osteopatía

Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado